Delatorre

“Con Delatorre pretendo ofrecer aquello que yo misma busco y no encuentro, prendas diferenciadas con un carácter propio que hagan a quien las viste sentirse especial y salir de la monotonía a la que nos están llevando las marcas de fast fashion”. Una firma que se focaliza en defender unos valores de moda consciente, con unidades limitadas del producto y donde el público se sienta y valore que las prendas son un elemento muy especial por lo que transmiten y el proceso que hay tras ellas.

Andrea Torre, fundadora de Delatorre, nos cuenta que desde siempre ha sido una gran apasionada del mundo de la moda y de la ilustración y que fue durante el confinamiento cuando decidió comenzar a dar visibilidad a todo aquello que había ido realizando en los últimos años como estudiante de diseño de moda.

Diseños contemporáneos, visuales y versátiles que surgen de la fusión de diferentes elementos artísticos y naturales del mundo del diseño o de las tendencias actuales o pasadas. “No puedo hablar de una inspiración concreta ya que al fin y al cabo bebo de muchas cosas que me gustan y la mayoría son contrarias. Por ejemplo, me encanta el diseño escandinavo y sus formas limpias, pero a la vez me gustan los diseños de Viktor & Rolf y su abundancia de tejidos, volúmenes y exceso de información visual”. Son diseños que se presentan en colecciones cápsula compuestas por alrededor de 10 prendas por temporada por tratarse de productos con un diseño muy cuidado donde se escogen tejidos de calidad y cuya fabricación se realiza en España, cuidando el diseño hasta la última puntada.

Pero, ¿cuál es el proceso creativo que sigue Andrea al diseñar y confeccionar los productos de Delatorre? Se parte de un concepto, se analiza y posteriormente viene la parte visual, donde tras crear un ambiente determinado en el que poder jugar con colores, formas e inspiraciones llegan los figurines; “una de mis partes favoritas, en donde la idea de las prendas cada vez es más clara”. Al mismo tiempo, se van buscando los tejidos y se procede a la prueba de las prendas en algodón. Para finalizar el proceso, se desarrolla la prenda definitiva con los tejidos escogidos. “Es un proceso muy largo y el consumidor solo ve el final, pero precisamente por eso en la página web siempre trato de explicar el concepto junto con las fotografías de los proyectos”.

Delatorre se dirige a aquellas mujeres que tienen una concepción de la moda exigente y que están cansadas del conocido fast fashion. Se dirige a las mujeres que aspiran a prendas diferenciadas y únicas, por su carácter contemporáneo, visual, rico en texturas y volúmenes que no pasan desapercibidos. “A día de hoy casi todos vestimos igual. En las calles abundan los estampados lisos y colores oscuros. Abundan las repeticiones”. El objetivo de Delatorre es conseguir que quien vista sus prendas se sienta a gusto consigo misma y no perciba la compra como una prenda más en el armario.